jueves, 27 de agosto de 2009

viernes, 16 de enero de 2009

El negocio del Getafe

El Pato se va a Boca, la normalidad regresa al Getafe. El Pato Abondancieri es un portero muy especial, capaz de lo mejor y de lo peor, algo que en un portero es simplemente imperdonable y Boca se lleva el premio.

Abondancieri ha sido internacional nada menos que con Argentina, guardameta de todo un Boca Juniors y de un equipo emergente, el Getafe, al que recordemos se ocupó, con un error gravísimo, de estropear la ilusión europea ante el Bayern Munich.

Es cierto y hay que reconocer que este señor ha dado muchos puntos con paradas espectaculares a su equipo desde que llegó a España, pero ¿compensa? No, un portero está para que no le cuelen las que no le tienen que colar, para dar seguridad al equipo. Si después, además, para las imposibles se llamará Casillas o Buffon, pero su misión en el equipo es otra.

El Pato se va con un Zamora a las espaldas de regreso a su tierra y al equipo que le abrió las puertas del fútbol internacional. El Getafe hace negocio: 300.000 euros y seguridad bajo los palos, porque muy mal tiene que reemplazarle para que sus aficionados teman más cada vez que el balón vuele al area.

lunes, 12 de enero de 2009

No hay color

El mundo del fútbol vive en los últimos días una de las polémicas mas absurdas que se recuerda en los últimos años. ¿Messi vs Robben? ¿A qué clase de mente iluminada se le pudo ocurrir una cosa semejante? Robben es un gran jugador, eso nadie es un sano juicio lo puede poner en duda.

Pero ¿Compararlo con Leo Messi? Seamos serios, la distancia entre ambos es abismal. El argentino es un jugador distinto llamado a marcar una época. El holandés es bueno, pero claramente está un escalón por debajo del azulgrana.

La polémica Madrid – Barça siempre es entretenida y gusta, pero por eso no se puede perder el sentido común. Lo mismo ocurriría si habláramos de una comparación entre un Víctor, que está cuajando una gran temporada y Casillas, simplemente no tiene sentido. No hay color y este supuesto pique que se está alentando desde muchos medios de comunicación en los últimos días no tiene el menor sentido.

Hay futbolistas buenos, futbolistas muy buenos y luego vienen los grandes. Alentar comparaciones entre los unos y los otros es ridículo, fomentar este tipo de polémica algo solo a la altura de unas pocas mentes calenturienta.